dimarts, 23 de desembre de 2008

El hijo de Solé Tura lleva al papel el documental sobre la vida de su padre





Noticia publicada en diferents pàgines web

Barcelona, 6 dic (EFE).- Albert Solé, hijo del histórico político catalán Jordi Solé Tura, ha convertido en un libro su documental sobre la vida de su padre, ahora enfermo de Alzheimer.

"Bucarest, la memoria perdida" (Ara Llibres), de 159 páginas, condensa los recuerdos sobre Solé Tura que cuentan a su hijo muchas de las personalidades que se cruzaron en su larga trayectoria, desde sus años de militancia comunista, el exilio, la colaboración con la Radio Pirenaica en Bucarest, su papel protagonista en la Transición, la redacción de la Constitución, el posterior salto al PSC, su etapa como ministro de Cultura, hasta su experiencia bajo el Alzheimer.

Desde Santiago Carrillo hasta Manuel Fraga, pasando por Jordi Pujol, Montserrat Tura, Jorge Semprún o Anny Bruset, primera mujer de Solé Tura y madre de Albert, los testimonios van desfilando a lo largo de la obra para ofrecer retazos de la vida del ex dirigente del PSUC y del PSC y uno de los 'padres' de la Constitución.

Profesor universitario y fundador de una célula universitaria clandestina del PSUC en los años cincuenta, Solé Tura tuvo que exiliarse en los años sesenta.

Desde Francia fue enviado en secreto a Bucarest por órdenes del PCE, en 1961, para encargarse de las emisiones en catalán de Radio Pirenaica.

Solé Tura se llevó a su mujer, que dio a luz a Albert en 1962, aunque por razones de seguridad, para evitar que las autoridades franquistas descubriesen el verdadero emplazamiento de los estudios de la Pirenaica, se inscribió al niño como nacido en Hungría.

Las estrecheces con que vivían en Bucarest, el enfermizo secretismo que rodeaba su misión y la opresiva sociedad rumana, que se preparaba para sus peores años con Nicolae Ceausescu, llevaron a Anny a marcharse de vuelta a Francia con su hijo Albert, a quienes se uniría Solé Tura en 1964, poco antes de ser expulsado de un PCE en plena crisis por el enfrentamiento de Carrillo con Fernando Claudín y Jorge Semprún.

Solé Tura regresó años después a España, donde fue uno de los fundadores del grupúsculo maoísta Bandera Roja.

En 1968 fue arrestado, encarcelado y torturado, pero su suerte cambiaría con la llegada de la democracia, cuando formó parte de la ponencia redactora de la Constitución, en representación del PSUC, partido en el que había sido readmitido al absorber Bandera Roja.

2 comentaris:

Guillem Bargalló ha dit...

bon nadal Jordi! A veure si durant el 2009 coincidim un dia i fem una cerveseta!

Bones festes

jordi solé ha dit...

Hola Guillem:

Anem millorant, avans era café...ara ja anem per cervesetes !!!.

En tinc moltes ganes de coneixe't