dilluns, 16 de març de 2009

QUINTIN, GRÀCIES PER TOT





http://www.youtube.com/watch?v=Tencm_wE7K8


Reconec que el cor em va bategar com feia temps que no ho feia. La mort sempre ve per l’esquena. Aquest cop a l’obrir el diari.

QUINTIN CABRERA ha mort als 64 anys. Potser molts de vosaltres no heu tingut la sort de coneixe’l o d’escoltar les seves cançons. No fa gaire en vaig posar una d’ell en aquest mateix blog per il•lustrar un dels meus escrits. En Quintin sempre serà una referència per mi: uruguaià afincat a Catalunya des de l’any 1964, va sentir com poca gent la revolta a la seva pell. Lluitador nat, feia de les cançons un arma afinada i molesta per aquells que manaven abans i ara. Vaig compartir amb ell moltes nits de la meva joventut allà al barri de Mirasol, a La Floresta, amb un mate a la mà (a mi mai m’agrada’t aquesta beguda, però ell insistia en que tenia que beure "per ser millor", em deia).

Amb ell van anar un cop a El Vendrell a fer un recital, i, amb ell, allí varem trobar una noieta que cantava i que ens va deixar sorpresos. Aquella noieta era i és Marina Rosell. En Quintin la va dur a un fer concert a Barcelona i a partir de les hores va ser un no parar per ella. Gràcies a ell vaig conèixer un grapat de gent que, com ell, anaven pels pobles i ciutans cantant i donant a conèixer uns ideals que, dissortadament, encara no estan esgotats, entre ells vam compartir nits amb en Luis Pastor, Elisa Serna, Julia León, Teresa Rebull, Dolors Lafitte...un grapat de cantautors ( a ell li agradava dir-se “cantor”) que em van fer descobrir milers de noves sensacions i motius per mantenir sempre la lluita per la dignitat dels homes.

Amb ell, vaig poder viure la sensació de “parir” una cançó : “Un día de estos Ferran, sin preparar las maletas, montados en una abeja nos iremos “pa” nuestra tierra”. Amb ell vaig riure quan ens cantava, ja a altes hores del vespre aquella “Milonga-Niza” a on “los hombres eran barbáros, se subían a los arbóles y se comían a los pajáros” (els accents eren a propòsit...)

Desprès la mili, altres feines...li vaig perdre la pista, fins que ens varem retrobar. Ell com a Director de l’Emissora Municipal de Santa Perpetua de Mogoda i jo com a Director de l’Emissora Municipal de Sant Feliu. Una nova experiència a compartir.

Ell ha mort a Madrid el passat dijous. I he quedat amb la sensació que ens han mancat moltes coses a fer i a dir. D’en Quintin la lluita, la bondat i la honradesa. Del Cantor les seves lletres i musiques. De l’amic l’agraïment d’aquell que voldria tirar enrere per tornar a viure el teu riure, el teu amor cap els teus, la teva ironia, la teva fe. De l’home hem quedaré amb el revolucionari, el lluitador....



els seus amics li preparaven un homenatge a Madrid. Aquest es el manifest:




Como seguramente sabes, nuestro buen amigo, compañero y/o camarada el cantautor Quintín Cabrera, que tantas y tantas veces ha prestado su voz y su presencia en la lucha por causas que lo merecen, y destacadamente al PCE, IU y PSUC (en su estancia en Cataluña), ha sido sometido a una delicada operación quirúrgica de transplante de pulmón, y ahora se encuentra en el lento proceso de recuperación. Muchos de sus amigos nos hemos puesto a la tarea de organizar un acto en el que, desde el escenario y desde el patio de butacas, perciba lo mucho que le queremos, devolviéndole con todo nuestro cariño una pequeña parte de lo que le debemos. Será el viernes 27 de marzo a las 22,30 h. en el Auditorio Marcelino Camacho de las CCOO de Madrid (c./ Lope de Vega 40º. Madrid) con un precio de entrada solidaria de 10 euros.

Los amigos cantantes y músicos que participarán, son: Eliseo Parra, Olga Manzano, Alberto Pérez, El Mecánico del Swing, Elisa Serna, Angel Petisme, José Mª Alfaya, Cuco Pérez, Jaime Lafuente, Andrés Molina, Luis Felipe Barrio, Matías Ávalos, Ruben Buren, Benito Malasangre.

MANIFIESTO: ¡ADELANTE, QUINTÍN!
Este Quintín que ni en el escenario ni fuera de él es “el amargao” (y ahí están como muestra los impresionantes “partes médicos” que al modo del Martín Fierro nos ha ido dando a conocer). Este Cabrera que no es isla, ni apacienta, es uno de esos seres humanos que llamamos irrepetibles pero que son mucho más que eso: originales, necesarios, espontáneos, solidarios y cabezones. Se empeñó en “cantar opinando” y puso toda la vida en ello. Más de cuarenta años por todos los escenarios: los que pagan con salario y los que compensan haciéndote partícipe de una complicidad con gente que se defiende y lucha por otro mundo, mejor si es posible. Y ahora que, felizmente, ha recuperado el fuelle que tuvo amenazado, es el momento de agradecerle que durante tantos años nos inundara con el torrente de su voz en forma de canto o de ponencia. Pocas veces habrá dejado Quintín de dar su opinión a favor de la causa de la libertad y de la emancipación de los oprimidos y nunca ha dejado de estar disponible para ofrecer sus canciones a los que ven en el arte popular una vía necesaria para explicitar la protesta y la propuesta. Pocas veces habrá dejado Quintín de echar una mano a los compañeros de profesión, especialmente a los jóvenes nuevos cantautores. Este Quintín tiene muchos amigos, por eso tenemos que reunirnos en un local grande para testimoniarle nuestro afecto y nuestro alivio. Queremos que siga acompañándonos por esos escenarios y queremos tenerlo entro nosotros sabiendo que será el primero en incorporarse a cualquier convocatoria de los que pretendemos cambiar la injusticia,la explotación y el crimen contra la Humanidad por un mundo donde los valores predominantes nos protejan de la barbarie.